loader image

Antes de iniciar una actividad física, es recomendable una evaluación cardiovascular

Los estudios son necesarios tanto para las actividades deportivas recreativas como las competitivas

Autor

Dra. Julieta Nerviani

¿Qué es?

La evaluación cardiovascular antes de realizar actividad física es un “screening” con el fin de identificar a los deportistas que padecen enfermedad cardiovascular o a aquellos con riesgo aumentado de desarrollarla.

¿En quienes está indicado?

Se sugiere realizarla en quienes realizan ejercicio físico de manera competitiva o recreativa ya sea por su cuenta o en grupos informales. Esta última población es particularmente vulnerable porque a menudo la práctica se realiza de manera no controlada e irregular.

¿Cuál es el objetivo?

Se intenta evitar o disminuir la incidencia de muerte súbita (MS), u otros eventos cardiovasculares en individuos sin síntomas ni signos de enfermedad.

Para conocer más de sobre «muerte súbita», ingresar acá

La muerte súbita en relación con la actividad deportiva es el blanco primordial de esta estrategia. A pesar de ser poco frecuente, tiene gran impacto en el deportista y su entorno.

¿Qué debería incluir el apto físico?

. En primer lugar el interrogatorio: los antecedentes familiares de mayor relevancia resultan de conocer si hay familiares menores de 50 años con antecedente de muerte súbita, familiares de primer grado con diagnóstico de cardiopatía, historia familiar de Miocardiopatía Hipertófica, arritmias u otras cardiopatías hereditarias.

También los antecedentes personales de hipertensión sedentarismo, tabaquismo, dislipemia (ver colesterol link), obesidad, depresión, estrés. Síntomas como el dolor precordial, disnea o palpitaciones (ver palpitaciones link) en relación con esfuerzos. Desmayos (ver sincope link) durante el ejercicio o hasta una hora después del mismo. Soplo cardíaco. Diagnóstico definido de patología cardiovascular. Serología positiva para Chagas. Ingesta de fármacos y adicciones.

Si querés conocer más sobre «hipertensión», ingresá acá

. En segundo lugar hacer un examen físico que conste de registro de la tensión arterial, auscultación cardiaca, palpación de pulsos periféricos y descartar hábito marfanoide.

Los estudios complementarios sugeridos son:

. Electrocardiograma: es una prueba no invasiva e indolora que registra las señales eléctricas del corazón. Se colocan electrodos en el torax y en las extremidades

. Ergometría: es una prueba de esfuerzo que consiste en la realización de ejercicio físico en cinta o bicicleta fija, mientras se monitoriza el ritmo cardiaco mediante un electrocardiograma y la presión arterial

. Ecocardiograma doppler: Es un método de diagnóstico por imagen no invasivo, que nos permite ver el corazón en movimiento en tiempo real y sus características anátomicas y estructurales. El Doppler color se utiliza  para analizar el flujo de la sangre dentro del corazón.

. Laboratorio completo (análisis de sangre)

Como cardiólogos te recomendamos hacer tu chequeo cardiovascular, para poder realizar actividad física en forma segura y prevenir eventos cardiovasculares.

Bibliografía: Revista Federación Argentina de Cardiologia , abril/junio 2018, vol. 47, número 2.

¿Querés hacer una consulta sobre esta nota?

Contenidos Relacionados