loader image

El fumar afecta gravemente la salud. ¿Sabías cómo mejora el organismo cuando dejás el cigarrillo?

Autor

Dr. Federico Yancarelli

Un tema que requiere ser definido correctamente: ¿Qué es el tabaquismo?

Es la adicción al tabaco provocada, principalmente, por uno de sus componentes activos, la nicotina; la acción de dicha sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo.

Cerca del 80% de los más de 1000 millones de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos medianos y bajos, que son los que soportan la mayor carga de enfermedad relacionada con este producto.

El tabaco provoca cerca 7 millones de muertes, (900 000 de las cuales corresponden a personas no fumadoras que respiran humo de tabaco ajeno). Estas muertes están dadas como consecuencia de bronquitis crónica, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón y cáncer de faringe.  Por si todo esto fuera poco, es también es un factor de riesgo cardiovascular importante, ya que la incidencia de la patología coronaria en los fumadores es tres veces mayor que en el resto de la población.

Tabaco y corazón

La posibilidad de padecer una enfermedad de corazón es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados al día y al número de años en los que se mantiene este hábito nocivo. Se estima que, por cada 10 cigarrillos que se fuman por día, el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca aumenta un 18% en hombres y un 31% en mujeres.

Los efectos del consumo de tabaco en el sistema cardiovascular incluyen: enfermedad coronaria (enfermedad en las arterias que irrigan el corazón), generando ateroesclerosis (daño en las paredes de los vasos sanguíneos, que ocasiona un endurecimiento, como consecuencia de la  formación de placas compuestas por grasas, colesterol, calcio y otras sustancias que generan con el tiempo la estrechez de las arterias). Como consecuencia de ello, se genera isquemia (disminución de la concentración de oxígeno en todos los tejidos), provocando diferentes complicaciones, entre ellas, el infarto agudo de miocardio, muerte súbita,  accidente cerebrovascular, enfermedad vascular periférica y aneurisma de la aorta abdominal.

En las mujeres también, cabe destacar,  la asociación con otras enfermedades, tales como  el cáncer de cérvix, infertilidad, menopausia prematura, osteoporosis, asi como también, complicaciones obstétricas.

Por otra parte, no debemos olvidarnos de los fumadores pasivos.  Miles mueren anualmente por aspirar el humo en su propio hogar y el resto por hacerlo en su entorno laboral. Se estima que el riesgo de padecer cáncer de pulmón es de un 20 a un 50 por ciento más elevado en quienes conviven con personas fumadoras. Además, la exposición al aire contaminado por el humo del tabaco supone un aumento del 30 por ciento de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 

Hay dos factores por los que el Tabaquismo puede producir una isquemia coronaria:

  • Nicotina. Desencadena la liberación de las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina), que producen daño en la pared interna de las arterias (endotelio), aumenta el tono coronario con espasmo, produce alteraciones de la coagulación, incrementa los niveles de LDL (colesterol malo) y reduce los de HDL (colesterol bueno). La concentración de nicotina en sangre depende más del grado de inhalación que del contenido de nicotina del propio cigarrillo.
  • Monóxido de carbono. Disminuye el aporte de oxígeno al miocardio y aumenta el colesterol y la agregabilidad plaquetaria (su capacidad de unirse y formar coágulos).
  • Además contribuye en la formación de placas de ateroma y con ello el progresivo endurecimiento de las arterias, causando la arterioscleroris.

Dejar de fumar impacta positivamente en la salud

  • Produce la eliminación de sustancias tóxicas como la nicotina, que aumenta la frecuencia cardiaca, la presión arterial y la demanda de oxigeno por el miocardio; y de monóxido de carbono. Disminuye  el proceso de ateroesclerosis y con ello el  riesgo de angina de pecho y de infarto de miocardio.
  • Disminuye sustancialmente el riesgo de enfermarse y morir por problemas cardiacos. Aunque es frecuente que alguna de las personas que dejan de fumar ganen peso, este aumento es mucho menos peligroso para la salud cardiovascular que seguir fumando.  Por otro lado, se pueden realizar estrategias para evitarlo, tales como intervención con nutricionista y  fármacos como Bupropión, chicles y  comprimidos de nicotina que moderan la ganancia de peso durante el tratamiento de cesación. 

Beneficios concretos. El mejor argumento para dejar de fumar.

  • A los 20 minutos: normalización de la presión arterial, frecuencia cardíaca y temperatura de las extremidades.
  • A las 8 horas: la nicotina sérica disminuye al 6.25% de los valores máximos diarios (Reducción del  93.25%).
  • En 12 horas: aumento de los niveles de oxigenación de la sangre y normalización de los niveles de monóxido de carbono.
  • En 72 horas: depuración al 100% de nicotina y el 90% de sus metabolitos han sido eliminados por orina. Pico de los síntomas de dependencia química como la inquietud.
  • En 2 semanas a 3 meses: disminución del riesgo de infarto de miocardio.
  • En 3 semanas a  3 meses: mejoría sustancial de la circulación. Mayor facilidad para caminar.
  • En 1 año: disminución del 50% del riesgo de enfermedad coronaria, infarto agudo de miocardio y accidente cerebrovascular.
  • Entre los 5 a 15 años: el riesgo de accidente cerebro vascular es comparable al de un no fumador.
  • En 15 años: el riesgo de enfermedad coronaria es comparable al de una persona que no fuma.

¿Querés hacer una consulta sobre esta nota?

Contenidos Relacionados