loader image

Hipertensión arterial limítrofe y de guardapolvo blanco

La hipertensión arterial es una enfermedad que se caracteriza por la elevación anormal y persistente de la presión arterial.

Autor

Dr. Germán Migone

Representa el factor de riesgo más importante para el desarrollo de las principales causas de muerte cardiovascular (infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardiaca). Al ser crónica y silenciosa (no da síntomas) es importante medirse la presión arterial regularmente, ya que un diagnóstico temprano y preciso permite adoptar medidas no farmacológicas y farmacológicas para reducir su impacto en la salud.

Para información adicional puede consultarse al apartado específico de haciendo click en este enlace.

Para poder comprender el concepto de HTA limítrofe y de guardapolvo blanco hay que hacer referencia a dos aspectos fundamentales: qué cifras de presión arterial tiene el paciente y en qué situación han sido registrados dichos valores. Las cifras de presión arterial nos van a determinar el diagnóstico: necesitamos varios registros de presión arterial mayores a 140/90 mmHg realizadas en 2 o más visitas separadas como mínimo 15 días, o un estudio de presión ambulatoria-domiciliaria alterado para determinar que el paciente padece hipertensión arterial. Y aquí surge el interrogante: si los valores de presión normales son 120/80 mmHg, qué pasa hasta los 140/90 mmHg? En esta brecha de valores ubicamos a la “Hipertensión arterial limítrofe”. Resumiendo hipertensión arterial limítrofe es aquella que se ubica entre 130 y 139 mmHg de presión sistólica (máxima), y entre 85 y 89 mmHg de presión diastólica (mínima). La importancia de este hallazgo radica en la necesidad que las personas conozcan mejor sus valores de presión arterial y que en caso de encontrarse con valores limítrofes se realice un abordaje más detallado para descartar que el paciente no tenga ya el diagnóstico de Hipertensión Arterial. El segundo punto a tener en cuenta es la situación en la cual se registra la presión arterial.

No es lo mismo que sea medida en el consultorio médico que fuera de éste: la consulta genera múltiples estímulos no cotidianos para el paciente (ansiedad, temor, incertidumbre) y esto hace que los valores registrados puedan ser discordantes con los que el paciente posee habitualmente. Cuando la presión arterial registrada en consultorio es mayor que en situaciones ambulatorias se cataloga dicho fenómeno como “Hipertensión de guardapolvo blanco”. Para el registro ambulatorio se puede recurrir al Monitoreo Ambulatorio de Presión Arterial (MAPA) o al Monitoreo Domiciliario de Presión Arterial. Respecto al tratamiento, si bien la evidencia asocia la hipertensión de guardapolvo blanco con aumento en el riesgo para eventos cardiovasculares (accidente cerebrovascular, infarto), no estaría indicado iniciar tratamiento en pacientes que carecen de otros antecedentes cardiovasculares o de bajo riesgo cardiovascular. Por el contrario, debería iniciarse tratamiento en pacientes que sí presenten antecedentes cardiovasculares. Y si no corresponde iniciar tratamiento antihipertensivo, me puedo quedar tranquilo/a y no volver a controlarme? La respuesta es no ya que estos pacientes presentarían mayor riesgo para desarrollar hipertensión arterial sostenida. Este tipo de hallazgos siempre es una oportunidad para adoptar cambios de estilo de vida saludables, que tengan que ver con nuestra alimentación, ejercicio, mantener peso adecuado, dejar de fumar, etc. A continuación se mencionan una serie de recomendaciones para todos las personas:

  • Todo individuo debería conocer el valor de su presión arterial (PA) al menos una vez al año.
  • Además de las campañas comunitarias de detección, la herramienta básica de screening/tamizaje es la medición de la PA en diferentes contextos, incluyendo farmacias y mediciones ocasionales efectuadas por el propio paciente.
  • Se recomienda la medición de la PA en forma sistemática en cualquier contexto clínico o contacto con el sistema de salud.
  • La presencia de familiares hipertensos refuerza esta necesidad.
  • Se recomienda efectuar como mínimo dos mediciones y utilizar su promedio.
  • Si el promedio resulta >130/85 mmHg, es necesaria una mayor evaluación médica. 

¿Necesitás atención?

Los cardiólogos en conjunto con los centros médicos hemos trabajado para que nos cuidemos todos y hemos puesto en funcionamiento la Teleconsulta en donde el paciente puede hablar a la distancia con su médico de cabecera que podrá en su mayoría solucionar sus dudas. Y si no puede mediante por este medio valorará la necesidad de derivarlo a una consulta presencial en un entorno donde exista el menor riesgo de contagio posible. 

No descuides tu corazón. 
Ante cualquier inquietud consultanos en nuestros centros de atención:

Lomas Centro Médico

● Av. Champagnat s/n, Mendoza 
● 0261 459-6800 
● www.lomascentromedico.com

Centro Médico La Barraca

● Las Cañas 1833, Dorrego, Mendoza 
● 0261 ‎9476-0477 
● 0261 ‎9476-0478 
● 0261 ‎9476-0479 
● www.centromedicolabarraca.com

Centro Médico Plaza

● Perito Moreno 72, Piso 1 Depto 1, Godoy Cruz, Mendoza 
● 0261 422-1013 
● Horario 7:30–12:30 y 16:00–20:00 

Centro Médico Chacras

● Italia 5795, Luján de Cuyo, Mendoza 
● 0261 496-2982 
● Horario 8:00 – 20:00 
● www.centromedicochacras.com

Centro Médico Cervantes

● Sarmiento 43, Primer Piso. Luján de Cuyo, Mendoza. Cp 5507 
● Teléfono: 0261-5620333 
● WhatsApp: +54 9 261 662 6966 
● Horario 8:00 – 21:00 
● www.cervantescentromedico.com 
● administracion@cervantescentromedico.com

Centro Médico Palmares

● Palmares Open Mall, Ruta Panamericana 2650, Godoy Cruz, Mendoza 
● 0261 439-8010 
● Horario 8:00 – 20:00

¿Querés hacer una consulta sobre esta nota?

Contenidos Relacionados

Insuficiencia cardíaca

Rehabilitación Cardiovascular

Es el conjunto de actividades necesarias para asegurar a las personas con enfermedades cardiovasculares una condición física, mental y social óptima que les permita ocupar por sus propios medios un rol útil en la sociedad.

Leer nota»