loader image

Obesidad y enfermedad cardiovascular

Autor

Dr. Fernando Peñafort

El exceso de peso es el factor de riesgo de enfermedad cardiovascular más prevalente y ciertamente el factor que menos mejora en sujetos con enfermedad cardiovascular establecida.

La obesidad se ha convertido en una gran amenaza para la salud en todo el mundo. Su prevalencia ha aumentado en prácticamente todos los continentes y probablemente en todos los países desarrollados. La obesidad, junto con el sobrepeso, es ahora el factor de riesgo cardiovascular más prevalente en personas con enfermedad coronaria establecida

En la última encuesta de factores de riesgo elaborada por el ministerio de Nación de la Argentina, más de 44000 familias encuestadas, la prevalencia de exceso de peso fue de 61,6%.

Estos datos determinan un problema de salud pública muy importante ya que 2 de cada 3 argentinos padecen de exceso de peso, y existe una tendencia en ascenso en la prevalencia de esta enfermedad.

La asociación entre obesidad y enfermedad cardiovascular es compleja y no se limita a factores mediadores tradicionales, como hipertensión, dislipemia y diabetes mellitus; sino también a la inflamación sistémica, apnea del sueño, alteración del funcionamiento arterial y aumento del riesgo de trombosis.

La forma en que se evalúa si el paciente esta excedido de peso es a travez de una fórmula que relaciona el peso total con la talla, se denomina índice de masas corporal( IMC). IMC: peso Kg / (talla mts)2. Asi un IMC entre 25-30 define sobrepeso y > 30 obesidad.

Si bien a mayor grado de obesidad existe mayor riesgo cardiovascular, es importante también definir si la grasa está a nivel abdominal, ya que la misma tiene mas riesgo que la grasa a nivel de las caderas. Una forma de estimar la grada abdominal es por la medida del perímetro de cintura, más de 102 cm en el hombre y de 88 cm en las mujeres estima un mayor riesgo.

Obesidad y enfermedad coronaria

La obesidad, junto con el sobrepeso, es el factor de riesgo cardiovascular más común en pacientes que han sufrido un infarto de miocardio. Más de dos tercios de los pacientes con enfermedad coronaria tienen sobrepeso u obesidad. Los pacientes obesos con enfermedad coronaria son generalmente 10 años mas jóvenes que aquellos con peso normal y son más propensos a la dislipemia, la hipertensión y un estilo de vida sedentario que los pacientes con peso normal.

Obesidad e insuficiencia cardiaca/cardiomiopatía

Las personas con obesidad tienen el doble de riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca que los sujetos con un IMC normal. Los pacientes con grados avanzados de obesidad que sufren insuficiencia cardiaca sin una causa identificable de disfunción del ventrículo izquierdo son diagnosticados de cardiomiopatía por obesidad.

Además, la obesidad no solo aumenta el riesgo de HTA e infarto de miocardio aumenta el deterioro de la fuerza de contracción y relajación cardiaca,sino también que en pacientes con obesidad central pueden desarrollarse infiltración grasa del miocardio, que después puede evolucionar a fibrosis y deterioro cardiaco.

La obesidad también se a relacionado con otras patologías como arritmias cardiacas, apneas durante la noche, dificultad respiratoria, hígado graso, y diferentes neoplasias.

 Tratamiento de la Obesidad

El objetivo principal del manejo de la obesidad se centra en la perdida de peso y en  mantenerla mediante la modificación de la dieta y el incremento de la actividad física. Sin embargo, mantener el peso perdido con solo estas intervenciones es difícil y se

presentan tasas altas de recaídas. En la última década se ha propuesto el uso de medicamentos adyuvantes en combinacion con recomendaciones de cambio de estilo de vida para pacientes con un IMC > 30, especialmente si ya tienen enfermedades atribuibles a la obesidad.

Se ha demostrado que la cirugía bariatrica es un método eficaz y seguro de perdida de peso en pacientes con obesidad mórbida o con obesidad y comorbilidades, como la enfermedad coronaria.

El manejo multidisciplinario (nutricionistas, psicólogos, médicos clínicos, cardiólogos, neumólogos, profesores de educación física, etc) es la estrategia de elección para lograr la adherencia necesaria en una patología de muy difícil control.

Bibliografía:

Obesidad y corazón. F. López-Jiménez, M. Cortés-Bergoderi / Rev Esp Cardiol. 2011;64(2):140–149

4° ENCUESTA NACIONAL DE FACTORES DE RIESGO. Dirección Nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades Crónicas No Transmisibles. Ministerio de Nación. Republica Argentina. 2018

¿Querés hacer una consulta sobre esta nota?

Contenidos Relacionados